Vida no te aflijas,
porque el otoño
llego a lucir en tu
rostro y en tu ser.

Cuantas vivencias
guardadas en la
retina de tu memoria:
que serán recordadas
en el otoño de tu ser.

Tu piel se cubre de
juncos que reposan
todo lo vivido; en los
caminos de cada
estación recorrida .

Buscaras pretextos,
para ignorar lo que mas
has de querer olvidar, luego
en tu ocaso a solas,
recordaras el tesoro mas
valioso que has perdido…

Y lo añoraras tanto
que tu mente se envolverá
solo de lamento y ansiedad
de volver a retomar
lo que has dejado en tu andar.

Mas no podrás porque
nuestro otoño,
descansara
en distinta piel…..