Y mira que me gustan tus ojos negros,
tu piel blanca y tu sonrisa así tan amplia.
tu cabello crespo que se enreda en mis dedos
y mis manos acariciando tu espalda.

¡Si! Me gustan tus besos
que encienden mi deseo
y tú cuerpo entre mis piernas
esperando nuestro encuentro.

Me gusta tu voz en mi oído
y tu suspiro que se convierte en gemido,
mi nombre en tus labios
y los te amo que salen en cada latido.

Me gusta tu cuerpo
confundiéndose con el mío
y el encuentro de nuestros sentidos
arropando nuestros cuerpos encendidos.

Y mira que me gusta mirarte
mientras descanso en tu pecho
y quedarme ahí hasta que nuestro deseo
despierte de nuevo.

sé que me gustas en cada momento
que me encuentro contigo
y aún lejos de mi te observo
y mi obsesión se convierte en suspiro