Del recuerdo altivo, fue que llegó y se marchó
a lo primero, se estampó de lleno
las palabras salieron con fuerza bruta,
estancando asaltos insensatos
se dieron de bruces contra el suelo,
y no supieron darse cuenta de la realidad palpable.

A los pocos meses alguien entró inoportunamente
a formar parte de algo que estaba empezaba,
pero… necesitaba saber más de la profundidad del existir
con lo cual, hubo un estrellato tan grande qué…
salieron palabras de más a resaltarse
diciendo maldades increíbles,
y a pesar de todo ello las acusaciones
hicieron la mellada deseada…

Una marcha inesperada, a tal situación imprevista
causó tal revuelo,
qué quién debería haber hablado con sensatez
cayó las palabras que mudas quedaron bajo la palestra.

Al recibir el encontronazo salieron
frases de contexto inesperadas,
y los cariños se toparon contra una pared
más dura que el propio entendimiento.

Surgieron chispas aliñadas con pimienta y vinagre,
una mezcla potente y malvada
allá donde las hubiese, para que los rayos y truenos
tronasen de verdad,
consiguiendo los enfados consiguientes y feroces.

Bloqueos emblemáticos saltaron a la palestra,
del desdecir incomprendido
luego más tarde, vino un querido perdón
muy incomprendido e innecesario.

Para volver a marcharse sin más nada,
no es cierto que el amor aburra
tan solo, se convierte en irreversible
por no existir el dialogo real,
eso mata todo lo que pueda haber
y si no se cultiva con un buen abono,
se pierde entre los ramajes del no comprender.

Se enamoró quizás de un modo irreal,
quiso sabe demasiado y erró al completo
las preguntas se han de hacer a quien se quiere,
nunca a quien está detrás de un mal equivocado.

El amor es derecho al corazón, no al olvido
y sí es verdadero
la conquista ha de ser de frente, no de lado.

Hay amores que engatusan más qué emboban,
y salen después dislocados
con la rotura frente a su doble corazón.

Amor del sentimiento, sí quieres sabe del querer…
díselo, a las derechas, no a las redobladas
semanas en hablar, son muchos días pensando
y redoblando frases que se ocultan entre lazos,
que al olvido llevan de cabeza sin pensarlo dos veces.

Detente y piensa un poco más, no creo
sea nada difícil y sabrás que las palabras,
el efecto inmediato harán si eres acertado
si lo dejas pasar, morirá ese cariño
que aún pueda haber,
porqué… el amar de verdad
quita todos los sinsabores,
pero… no ha de penar por algo que no existe.

Era y fue una Estampa o Quizás,
se Equivocó el Amor
creo que no debió de ser así,
me parece a mí…
que podría haber algo más real.