Chauvinista lo llamaban
con su voz ni respeto albergaba.
Un amor condimentado de amistad
superaba cada limite
extremos de vida solía recorrer
pedaleando a más no poder
pedales de fuego
hacían eco en el aire.

Generando ultranza
asociación donde el altruismo no
resonaba en vano
ensalzando la salida
murmullos en los labios se perdían
aplaudía la multitud
libertad palabra amarga
¡Donde el mal corroía
incalmable vacío!

© Greg D.