Con pasos felinos
casi como sonido de notas difuminadas
a mi lecho te acercas
y a mi lado te extiendes,
un soplo ligero
llega a mi oído.

Soy melodía que se acuna
filtrándose entre tu piel
y morada,
llego discreta
donde esperas entre acordes,
el flamante cuerpo
del armonioso piano

Un escalofrío…
como músico usas mi cuerpo
soy instrumento en tus manos
suaves y sabias
que se aventuran
en la armonía del momento
buscando de despertar
aquello que dará aliento a la sinfonía.

Anhelo de tus brazos
iniciemos un ensayo
antes del amor
avivar las llamas
eternizando el fuego,
ser música tocada
por tus dedos de viento,
cantando a dúo con los pájaros

Labios bañados descienden y
ascienden
con notas variadas e impetuosas
indomables cuerpos
llevan ritmo,
nos unimos en un canto
en un primer momento susurrado
luego despacio a despacio gritado,
una ultima nota
luego… el silencio de amor
tocado y cantado.

Cuerpos buscándose
desbordantes,
como mares bravíos sin calma,
se abren manos
se cogen rosas y suspiros
tu cuerpo y el mío
en escena,
gemidos y dulce llanto…
¡Sigue cantando amor!
que no paren tus besos
ni el encanto,
soy melodía que desea ser
¡Por ti, interpretada!…

© DuMaAr