220px-InfantJesus_JohnBaptist

El niño de mi casa
es morenito claro,
tiene los ojos negros
y el rostro colorado.
El niño de mi barrio
se parece a Jesús,
a veces tiene frío
otras, busca la luz.
Siempre juega conmigo
en las noches nevadas,
creamos claro-oscuros
cual arco-iris de hadas.
El niño que más amo
es negro, azul, dorado,
tiene los ojos fijos
en el cielo estrellado.
Al ángel de mi calle
no le importa el color,
todos los niños tienen
rosado el corazón.
 

©Julie Sopetrán

Queridos amigos: Les deseo a todos Felices Navidades desde las sonrisas de los niños.