En nombre del amor
alguien llora sin consuelo
y arrastra bajo sus pies un mundo en tinieblas.
En nombre del amor
alguien sueña que el crepúsculo es efímero
y la noche… eterna.
En nombre del amor
cual mar adormecido
alguien guarda silencio.
Ardiente llamarada, las hojas
sobre el césped emprenden vuelo,
la noche cobra brillo
y el amor; renace en primavera!

© Sofía Berta Kreimis