ovejitas

(ESTE INSOMNIO MÍO)

Estoy aquí solo y desvencijado, desvelado en esta improductiva noche,

Sumando ausencias de muchas horas pasadas sin ti,

Trastocando de esta guisa cualquier postrero plan que,

Elevando mi espíritu y mi ser hacia ti, buscase al querer soñarte.

 

Intentaré a cambio, y puesto que no te puedo soñar, rematar

Nuestra apasionada historia de amor al resplandor de esta candela que,

Solitaria, vela mi insomnio en este cuarto donde tú y yo,

Orgullosos de nuestro amor, tantas y tantas veces nos amamos.

Momentos mágicos e inolvidables fueron aquellos, cuando

Ningún sueño de amor se nos resistía a realizarlo; y cuando el

Insomnio era entonces bienvenido. ¿Cómo, después de todo aquello,

Olvidarlo podría?, si el insomnio se me muestra tenaz y persistente.

 

Mostrarte ahora mis fuerzas de combate y mi amor, quisiera; e

Imaginarte toda bella en aquellas noches de insomnio; porque

Olvidarte nunca podría por más sueños diferentes que tuviera.

 

© J. Javier Terán