No te preguntes porqué
cada día en mi rostro
surge siempre esta sonrisa

Es para ti

Que la he robado
a mi corazón
enamorado

Es para ti que me revisto

De claror mañanero
y luego cuando la noche llega
de ese rojo purpurino

Ahora sobre mi… posas tus ojos

Son luciérnagas latentes
ahora brilla la alegría
y la tristeza lejos se va

No te preguntes porqué

Cada noche en mi rostro
surge todavía esta sonrisa

Es por ti
Que la he robado
a tu corazón
enamorado

© Greg D.