En tu mirar insólito, que guardan tus manos
rostro afligido, algún pensamiento
de esos que llaman prohibidos
¿que fue de tu amor?
que fue de tu ayer…

En que parte del corazón, escondes la tristeza
como queriendo ocultar la realidad
entre tus manos, llenas de caricias rotas
y esa mirada, profundo el instante grabado
entre silencios llora el tiempo…

¡Mujer de mirada altiva!, no escondas tu rostro
mira a la vida con el ímpetu del amor
y destapa tu silencio mirando al horizonte
cerca o lejos, no importa…

Dibuja sonrisas a cada una de tus lágrimas
y ama sin límites…sin rubor, sin miedo
sólo ama en una burbuja de tiempo infinito
tú, y quien vive en tu pensamiento…

¿Que fue de tu amor?
que fue de tu ayer…
quien puede amar tu soledad
y palpitar en un torbellino de pensamientos.

Mírame profundamente, quiero ver como suspira tu alma
como se enamoran las horas
y como llora, un te quiero huérfano.

Destapa tu rostro, retira tus manos
y déjame besar la inercia de tus labios
como si tú doble sentimiento…
ocultara una doble vida.

¡O escondiera! la verdad de un amor
enmudecido en el tiempo
inmersa en un pensamiento
de locura…de pasión.

O tan solo de horas muertas
languideciendo en tus ojos
como petrificados en el último instante
de tu realidad oculta
donde solo el tiempo, el corazón y una mirada
se detiene…

¿Que fue de tu amor?
que fue de tu ayer…

© María Luisa Blanco

19\07\17