Amor de mis noches
de mis fantasías,
crece este idilio cada día
soy calma y tormenta
en tan sugerentes miradas
no tengo aplomo,
¡ansias y ganas
me dominan!

Me inquieta la cercanía
de tu cuerpo
soy flama
que arde en la nieve
enardeces mi quietud
quitándome la cordura
volviendo mi pudor
en lascivia

Eres el rojo de mis labios
llanto y sangre,
la saliva que me moja,
soy tu rosa candorosa
que moldeas con tus manos
haciendo de mi vientre
tu morada

Estallan los sollozos
mientras de deseo
nos sentimos desfallecer,
mi cuerpo se amolda,
se entalla con el tuyo
en perfecto balance,
derrochando pasión

© Dulce María V.