Cuadro Al Óleo India Dormida 140x90cm, Autor Bertha Uribe

Siete de la tarde, en siesta  dormida,
Me soñe acostada, junto a ti, arropada,
Te sentí en mi boca, en beso prendido
Un beso profundo, sentido,  apretado
Como besan sólo los enamorados
Tus labios mojados, ávida mi lengua,
La tuya de orilla a orilla la he repasado
Me quedé muy quieta,  sabía que dormía,
Que estaba soñando pero no quería
Perderte en vigilia y me fingí dormida
En mi subconsciente te estaba engañando
A que tú pensarás que seguía dormida
Y que te quedaras por siempre… besando.
A mí misma pienso, me estaba falseando.
Tan vívido el beso que me ha despertado
Y un nombre perverso, el menos deseado,
El tuyo, que intento despierta olvidar,
Me arropó la mente en un pensamiento
De amor, desbordado. Sabía que eras tú
Ese enamorado que yace dormido
Lejos, separado en lecho de olvido
Que si me recuerda, no lo va a aceptar
Y sin pretenderlo es, que me ha besado.
Hoy se me ha acercado un beso,  a besarse
En nuestras dos bocas, casi… enamorados.
¿Conmigo, soñando?  ¡Cómo he de saber!

Ha sido mentira, sueño equivocado
ningún sentimiento por él expresado
Él no me recuerda, pues sigue aferrado
a jugar con mi alma. En sueños, me besa.
Ya se ha dado cuenta, me he enamorado.

Avanza la noche, y debo subir
Me sorprendo en miedo de volver
A dormir, de soñar que llena mi boca
un beso inventado. Recae mi desvelo
en besos prohibidos, lejanos, quimeras
de anhelos de niña en que caigo siempre,
una y otra vez y acabo llorando
añorando besos, sumida en honduras,
que en temblor de labios quedaron en mí.

Extraña condena en que me someto
al soñar constante como en deja vu
en besos absurdos que nunca mis labios
van a recibir, que no tengo amantes
que sueñen conmigo ni, besan… así.

Yolanda Arias Forteza

Julio 3, 2017, 22:11 hrs.