free-wallpaper-10

Resplandecen los albores
por un oriente encendido,
dando al claro amanecido
sus más cálidos colores.

Contrasta la lontananza
el trasluz de una alborada
que alumbra deshilachada
esta aurora de esperanza.

Lenta despierta la aurora
vistiendo su claro manto,
presagio de un esperanto
que las almas… enamora.

Levanta esa amanecida
tornasoles… de primores
matizando en de colores,
cualquier noche,reprimida.

Sobre las aguas marinas
bellos dorados se encelan
cuando ondeantes rielan
nuestra olas… bailarinas.

Poco a poco la alborada
toda esta magia declina,
cuando el sol nos ilumina
mostrando su faz, dorada.

Van sus rayos calentando
todas las tierras costeras
y se inician las primeras
rizadas en su avanzando.

Inflan las brisas someras
las velas… en mi velero,
que se escora caballero,
ante las rachas primeras.

Autor: José Salas Salas
Barcelona 30-06-16 (Es)
Foto: De Internet.