13:38 de cualquier día.

Donde nadie mira;
mañana en el cielo.

13:39 de cualquier día.

La sociedad agacha las cabezas con vara de pastor
para que miremos al suelo
y no veamos el tic tac del reloj;
solo lo escuchemos.
Para que miremos al cielo pero solo el que esta pintado en el techo
y no creamos en su autor .
Hoy ya sabemos quien es Dios.

13:40 de cualquier día.

Hoy todo el mundo mira en la calle al cielo
viendo como crece esa extraña nube de escombros.
Y se hace imposible no mirarla.
La acompaña una estela negra que avisa de la muerte
dividiendo el cielo entre los que creen que cualquier día como hoy es el principio
y los que creen que es el final.

13:41 de cualquier día.

Se huele a infierno y nadie habla.
Miran en silencio de luto el reloj y miran la sombra y miran el tiempo que queda
mientras la nube de escombros crece y va ocupando el cielo
asfixiando el aire y oscureciendo el día.
Hoy la noche llegara a antes
y en vez de estrellas traerá agonía.

13:42 de cualquier día.

Hoy todos miramos al cielo
y eso es Dios en su omnipotencia destruyendo su creación.
Si,
Dios existía pero no era Dios.
Nos hemos vuelto locos y nos hemos destruido
y para contener la guerra la guerra se ha descontrolado
y en todos lados se ven nubes de escombros.

13:43 de cualquier día.

Fin del mensaje de los hijos y los nietos.
Fin de la transmisión.

© J.J.