Resultado de imagen de locura

 

Las ideas van y vienen como los pensamientos corren de un lado para otro, nada se para en el reloj, nadie vive de sus recuerdos ni se vive con los sueños de antaño, porque nadie es inmortal. Cuál sería la edad de cada individuo, si cada uno fuera dueño de su reloj, como vivir a su antojo siendo capaz de hacer y deshacer a su forma de vivir, de pensar, actuar con locura cuando no le conviene escuchar a otros que se hacen llamar cuerdos, lo imposible es actuar siempre con cordura a la vez sentirse sumergido en ese mundo que tan solo es de uno mismo.
Cuerdo quien siempre navega a la par del mundo para que lo elogien , para sobrevivir entre gentes desconocidas, no destacar en sus minutos de silencios no fuera que le mirasen como ave sin plumas para volar, un circo lleno de cuerdos que no saben sonreír a las penas ni a las noches de oscuridad. Cuerdos que hacen oídos sordos, no quisieran que las verdades les hicieran daño en su consciencia de persona normal, no quisieran que le llamaran loco.
A quien le llamaron loco, seria porque se negó a seguir unas normas que no iban con él, ese que vivía en su color preferido sin salir a dar la nota con todos los colores a su lado, era quien dedicaba sus horas más bellas a contar las estrellas, luceros encendía para guiar a la luna por su caminar en la inmensidad. Quien no quería sonreír a todas las barbaridades que oía, veía por su vecindad, un mundo donde se recluyo para quizás ser feliz con su forma de ver las cosas antes de que le negaran las verdades que ella veía.
Como saber quien con su cordura, creyéndose ser la persona más educada por no destacar entre los mortales ese que da consejos gratis porque él sería incapaz de seguir su misma opinión, a ese que llaman loco porque con nadie se asocia para ver anochecer juntos, a él no le hace falta ver anocheceres porque su vida está llena de amaneceres llenos de sonrisas, juegos de la infancia, no le hace falta ser egoísta ni orgulloso porque en su mundo no hay nadie mejor que nadie ni nadie es peor que nadie, su mundo está construido a la par de ser cada cual como es.
Prefiero que me llaman loco, ser como aquellos que saben vivir sin recurrir a nadie para hacer llorar a mis semejantes con mentiras, no quisiera que me llamaran cuerda por la regla de tres sin serlo tan solo soy yo, y ahí me quiero quedar.

© Manoli Martin Ruiz