CHÖKA

Era de día
el cielo estaba claro
yo estaba triste
las nubes se juntaron
para llover
Y aunque no lo previne
salí a la calle
la humedad sonreía
pasos inciertos

Entre las horas muertas
un caracol cruzaba
y me quedé mirando
su lentitud
indiferente al mundo

La lluvia es lágrima
y porque estaba triste
la calle fue mi aliento.

Julie Sopetrán