Sin cañones en la banda
cómo un pie sin calcetín
navega… este bergantín
con los compis de la panda.
Barlovento a la parranda
supera mi cuerpo el luto,
regando mi cuerpo enjuto
con tantas copas de vino,
que las eses del camino
enderezo… en un minuto.

Bien repleto de tintorro
yo me olvido de las penas
y con mis bodegas llenas
arraso como el Cascorro.
Directo trinco del morro
cómo quien besa botella
y responde la doncella
a mi pasión desbordada
con una buena cascada
de bordelesa… mamella.

Con tanto… trago libado
las penas presto evaporan
y mis palabras se afloran
en claro… desordenado.
Con el pedo atolondrado
borracho cual navegante,
huye vergüenza al instante
como ocurre en el electo,
cuando nubla el intelecto
y se convierte en mangante

Autor: José Salas Salas
Barcelona 18-05-16 (Es)
Foto: De mi colección.