Avaricia

No entiendo la avaricia desmedida
que habita en algunos corazones,
ni la ceguera egoísta y pervertida
que desata tan ciegas ambiciones.

Mermados los escasos de talento
la riqueza acaparan compulsivos
y avaros de oropeles del momento,
corrompen los humanos objetivos.

Enquistada torpeza en el hermano,
que sigue acaparando desmesura,
dejando sin la parte a otro paisano
para reventar de harto el caradura.

Cicatero en reparto de riqueza
el avaro malvive… en su vileza.

Autor: José Salas Salas
Barcelona 11-05-14 (Es)
Foto: De Internet.