16865115_390498354646617_4058747313467118241_n

Y llega tu promesa a consolarme
Soplando tras mi espalda estás.
Bien mío. Allí estaré dijiste
Te percibo aun todo alrededor
Perece frío, y todo el universo
Pervertido. Se ha tornado
Fragor el murmullo silente
del paso de una hormiga,
El ruiseñor ha muerto en la colina,
lloran los sauces sin hallar consuelo
Furioso el viento barre las colinas.
sin un faro de luz, brújula u orilla
sin bálsamo la herida, la fe casi perdida .
Allí estaré, releo en esta negra hora
Del deseo, en este día nuboso,
Al que furiosa lluvia precediera.
Llovió toda la noche, amanece
Con luz de abril cantándole a la vida
Por tu beso temblando en mi mejilla
Y el corazón latiendo en estampida
Porque está tu mirada en mi retina
Tu palabra en mi mente sostenida
Aquí estarás soplando tras mi espalda,
Tu aliento ardiente y mi oración… vacío.

Yolanda Arias Forteza

Abril 28, 2017 20:30 hrs.