18301240_1552663611431048_5899866211725555140_n

Novecientos instantes, como poco,
los podría clasificar por intensidad
pero no sería justa con el resto de estímulos,
además, a ti nunca te resultarían
suficientes.
Siempre fuiste muy de sumas,
con esa manía de llevar una calculadora
por paraguas los días de lluvia
y contabilizar las gotas con la excusa
de crear un histórico.
Luego era yo la rara, por saltar en los charcos
y recitarle versos a los sapitos verdes,
cosas de la locura, imagino, y del agua,
(habrá que señalar algún culpable)
Los guardaré, no obstante,
novecientos es una cantidad respetable
y por si acaso un día se me viene urgiendo,
(sabes de la fugacidad de los instantes)
tener uno a mano e intentar transcribirlo
sobre el último folio.
Aplastarlo, alisarlo, convertirlo
en renglón romo y plano de un poema.

I.S.M. 4 de mayo de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz