Mayo nace regado por el llanto
con las aguas copiosas del abril
prendiendo delicadas

en su manto
las flores de un tupido….mil por mil.

Este mes desbordante de alegría,
deja cruces de mayo por doquiera,
cuando todas las flores en porfía
celebran su eclosión de primavera.

“Quintilis” nace niño prodigioso
vestido de unos pétalos florales,
que contrastan el verde delicioso
con rojas amapolas… en trigales.

Se perfuman por mayo los amores
en este maremágnum de primores.

Autor: José Salas Salas
Barcelona 01-05-15 (Es)
Foto: De mi colección.