Sólo tú
y nadie más
conoce el color
de mis mañanas
y lo que oculto
en

la mirada.

Sólo tú
y nadie más
conoce el sabor
de mi alma
enamorada,
el lunar
de mi espalda;
y el secreto que guardo
en la almohada…

Sólo tú
y nadie más
me sabe
alma enamorada
como nadie jamás
me sabrá…
lo sabes…

© Hergue Azul.