AL TACTO

Se dio a la tarea, se lo tomaba a pecho,
como si la continuidad del porvenir le
fuese en ello.
Se dejaba los pulgares cada día
entre corvas y espaldas doloridas.
A más gritos de dolor, más dedos.
Elegía, con gran acierto el tendón más débil.
Para curar, -decía-.

I.S.M.18 de abril de 2017

(imagen de Internet)

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz

Cada comentario es un cariño, con tu opinión das impulso al motor que mueve esta nave… ¿No ves tu comentario? ¡Espera estamos valorando si realmente es un cariño. …¡¡¡Gracias por la visita, gracias por el impulso…y sobre todo por el cariño!!!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s