nosotros

los que atamos al mástil del infortunio un verso
y nos lanzamos a la Mar incontenible
en un barquito de papel, sin remos,
nosotros, suicidas convencidos y sedientos,
sabemos que no habrá puerto posible.

I.S.M. 15 de abril de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz