Imagen relacionada

No puedo seguir negando lo evidente,
soy mujer con heridas, corazón maltrecho,
lagrimas que derramo por ser madre,
espinas clavadas en mi alma por errores.

Engañarme mas no es necesario,
soy capaz de reconocer mis fallos,
quizás por noble o por inocente,
creer que todos son como yo.

No negare más que ame, amo y amare,
que soy cual paloma libre, con alas,
recortadas por tantos inviernos a la intemperie,
amaneceres tan oscuros como noche sin luna.

Engañarme mas no puedo,
sentirme humillada sin responder,
a quien me haga daño perdonare,
me harán más fuerte con sus mentiras.

No niego que siento tu calor
cada mañana a mi lado,
algo cambio en mi alma,
que me deja ver color donde era negro,
que siento latir mi corazón cuando vuelo.

© Manoli Martin Ruiz