Nada reseñable, Amor, fuera de tí.
Nada más importante,
que tu risa de hijo,
que tus ojos de madre,
que tus manos de amigo,
que tu boca de amante.
Apenas nada más, Amor.

I.S.M. 6 de abril de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz