Te he dejado
un mensaje de amor
al calar el sol.

¡Cita en la orilla del mar!

A tu llegada
también el sol hace un guiño
asomándose un poquito.

Nos basta una mirada
para sentir
el perfume del amor
aquel que todavía
nos hace palpitar el corazón.

Aquellos escalofríos sobre la piel
que nos hace venir gana
de amarnos bajo las estrellas.

De intercambiarnos
lánguidas caricias
que del animo
son riquezas…

Bajo este cielo coralino
como pétalos suaves
nuestros sentidos
voltean leves.

Se enciende el corazón
Paraíso de amor…

Mecidos del dulce
andar de las olas
iluminadas del rojo coral
hasta qué la noche abre el paraguas.

© Greg D.