Deseo tu boca
tus manos, tus dedos
deslizándose por mi espalda,
haciéndome imaginar
más y más anhelando
lo que quiero…
Y sigues hacia abajo
y me engañas y me gusta
y me alborotas.
Y yo disfruto tu juego
sabiendo que
más arriba o más abajo,
mas pronto que tarde
lo que quiero será mío…
me pierde pensarlo
tu cuerpo todo mío
poder hacer
contigo lo que sé
lo que me dé la gana
y tú quieras.
Te amo y en consecuencia
esto, a partes iguales.
Tanto, tanto, tanto….

© (Duendecilla)