Marzo 2017


Me baño al sol del a mañana,
en el agua de un plateado cristalino,
de la cuenca de tus manos,
me recuerda a tus ojos este mar
que triste escrutaba mi corazón.

Y a veces luego te dejas embriagar
de la euforia de horas ya lejanas,
pasaste a fantasear
imágenes y proyectos de construir
que al día siguiente después te encuentras solo a devolver.

Ninguno sabe mentir a aquello que
no puede aceptar
rechaza más lejano tu dolor
y cúbrelo de falsas ideas y palabras.

© Greg D.