n

Enamorada de una sombra
que apenas se vislumbra,
temerosa, no me deja ver sus ojos
esconde bajo el saco
aprisionados sentimientos
él es un mar que detiene sus aguas,
es un cielo, que cubre a sus estrellas
no quiere perder a ninguna,
enamorada de una silueta
que se dibuja en la pared
pero yo, yo, la llevo en el alma
y le escribo versos que no leé
al despertarse el alba
mis dedos juegan con los
rizos de su pelo
le hago cariños que no siente,
solo es una sombra
que contiene en la nada
aliento que se evapora,
suspiros que no se escuchan,
¡enamorada perdida
de un poeta inexistente!
de un hombre que se oculta,
y de una sombra que se borra,
¡para mi mala suerte!
poco a poco
como letra ilegible
se desmorona ante mis ojos,
como alma difuminada
se escurre entre mis brazos,
¡mi amada sombra, mi sombra amada!

© Silvia García Sandoval