Fuiste sincera
y para entenderle,
te pusiste siempre
en su lado de la cama…
Y te pusiste de uñas
con tus palabras
porque la poesía y tú
desde que te engañó
con él, ya no se entienden,
ya no sé hablan…
Diste demasiado
por supuesto mientras él,
lo dejaba todo para luego…
Le hiciste el amor
a la guerra…
para ganar su paz.
En cambio en él encontraste
…indiferencia, soledad…
Y mientras yo, no sé
como pedirle perdón
a tu tristeza por cada
vez que intento
desterrarla de tu alma
hablándole a tus ojos
a traición, a conciencia…
Y es que este corazón
bohemio se volvería burgués,
se cortaría los rizos
por estar contigo,
los guardaría en un cajón
aún sabiendo que
los desvaríos que
de tu secreto nacen
…siguen sin ser míos…
Y es que la banda sonora
de tus besos corre
peligro a ciertas horas,
a pesar de saberlos
…aún con dueño…

©(Duendecilla)