Te abrazaría con el viento
te besaría con el ardor
que me muerde los labios,
tomaría tu amante mano,
bebería tu mirada
con mis ojos,
emergería de mi misma
fusionando tu alma
con lo que queda de la mía,
pero no estás, no llegas,
y lo peor de todo,
no sabes que es a ti,
no imaginas que para ti,
son las flores, de mi doliente amor…

© Silvia García Sandoval