He tocado los labios tuyos entrecerrando los ojos
con el tato voluptuoso de suaves caricias,
he arrimado los míos a los tuyos dispuestos y deseosos
dándole al alma mía encantador mensaje.

Me adormecí al dulce pensamiento suyo
cambiando los sueños en la cándida respiración
y en el diafragma incandescente del perfume embriagado
he escuchado ardientes palabras surgidas de la pasión.

He rozado el sabor de mágico fruto
al gustar golosinas al lamer los bordes carnosos,
he anudado imágenes en su labial perfecto
y cunado en los suspiros siempre más agitados.

He recogido a su pasaje los más íntimos mimos
entrelazando frases para canción de amor
y en la más intensa luz me he acomodado
para saborear cada gota posada sobre mi corazón.

© Greg D.