Bailando en las olas a solas
en roscas de caracolas
palpita mi corazón
audaz, desafía al poderoso

¡Bailando!

se esconde entre las olas
jugando al escondite
su sombra trasluce
entre las bravas aguas.

¡Bailando!

mirando el mar encabritado
juega con el poder de sus fuerzas
acariciando su cuerpo
asta quedar dormida de gozo
columpiándose en el mar

¡A solas en libertad!

© Matilde Folgoso Bravo.