donde siempre me gustaba estar

-yo tenia un palco central

sombrillas en la arena

mientras estaba postrada

contemplando las palmeras

una visión de relax

-ami me dio que pensar

el nido de golondrinas

en ellas pude observar

el cariño que gozaban, al dejar de volar,

a lo lejos quedaban montañas

entrelazadas, unidad y calladas

con el abrigo del mar,al moverse las palmeras

aun me hicieron soñar

vi como el sol bajaba, dejando un sendero en el agua

para poder caminar…

¡Seria una ilusión ver el final!

¿Que incertidumbre la mía?

al no poder alcanzar el escondite de ese poder natural,

el sueño de toda mi vida ser todos por igual

-mas mire a las golondrinas

y me dieron mucha paz

las palmaras se mecían

al mismo ritmo del mar.

© Matilde Folgoso Bravo