Entre naranjos y limoneros

pasea la niña grande

entre veredas y escuetos

con la ilusión de ser madre,

¡Voy a ser madre!

camina hacia el lago, solo para mirarse

su color de verdes aguas

su rostro de esmeralda mira

¿Que será, niño, o niña?

aquí lo traeré para mirarse

el espejo de sus aguas, es el sueño de niña grande

en sus entrañas guarda con amor

¡Como toda madre!

se aleja del lago, con la ilusión

de volver para mostrarle.

© Matilde Folgoso Bravo