Mi destino es aquel que voy encontrándome piedras por el camino, voy resolviendo enigmas que se aventuran, las cuales se dificultan a medida que vas encontrando tu destino; encontrándote, situándote.
Observando a cada instante todo lo que gira en torno a ti.
Las tres reglas de oro facilitan tu manera de actuar: v.o.c ( ver, oír y callar). Hechizos, magia , flechazos; todos estos que vas encontrando por los andares de tu vida, despacito, pero sin frenarse demasiado…
Pasan de ti y no se detienen, son fugaces…como tu recorrido hacia el destino.
Se trata de un viaje en mochila …que sabes el origen pero no la llegada. En ese tránsito…se trata de adquirir sabiduría, trabajar la inteligencia…
La mochila esta cargada de cosas que van sobrando, no la lleves muy vacía, tampoco la hagas reventar…
Lo que no sirve de esa mochila…es peso en balde…
Sobre todo, y ten muy presente , que ese destino te espera…
Mientras tanto, se feliz.

© María Garcia Garaiandia