Sonará de nuevo aquel viejo disco
que escuchábamos en las tardes de estío,
sudorosos de amarnos y agotados
de dejarnos la vida en cada beso.
Sonará en algún otro lugar y serán otros
los que cierren los ojos y se quieran,
así como nosotros nos quisimos.

I.S.M. 6 de marzo de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz