Son tus labios
un relámpago infinito
que serpentea verbos…
Un oasis de versos
que cubre todo
con su suave pétalo…
Son quebranto
de gemidos perpetuos…
carmesí de mis anhelos,
brizna fina de mi ocaso
y mis silencios;
y el oscuro sepulcro
donde mueren mis besos..

© Hergue Azul.