Y una vez más

abandonas tus planes

para lamer mis heridas .

Aquí estás

mi ángel rubio,

con besos de amor

quemándote la boca.

Llenando de risas

y aliento, mi tristeza

…por su silencio…

Me pierdo en tu mirada

de fantasía azul,

no es amor  de mortales

el que tú me ofreces ,

…es amor de dioses…

©(Duendecilla)