https://i2.wp.com/fotos.lavozdigital.es/200908/1214845738bauxan7-640x640x80.jpg?zoom=2

Querido

I

Hoy la noche me ha dicho contigo, que soy humana y que me enamoro con facilidad.
Que le he puesto tu nombre a la luna, para que no la opaques al pasar de mi mano.
Siento que el viento es mi amigo, pues al tocarte me da la más mínima posibilidad.
No me importa si en amores no tengo alguna, pero de el paraíso se que estoy cercano.

II

Solo al verte me siento perdida, pues tus ojos son mi espejo y ahí reflejo mi soñar.
Me duele el día pues te vas, y voy rodando queriendo perder en cada paso la vida.
Hasta conocerte nada había sentido, ahora solo se que contigo yo quiero estar.
Que todo es oscuro cuando no estas, es que te amo tanto que no se querido.

III

Se que nada será igual desde ahora, que el mundo tratara de robarme tu cariño.
Más se que nadie podrá destruirme, y que tus manos sanaran mi profunda herida.
Cada momento mi mente te añora, y que buscaré tu mirada cada noche.
Que aunque mares de sombras quieran cubrirme, tu serás mi impulso niño querida.

IV

Mi angel, las palabras sobran para decirte, que eres el amor que al cielo he pedido.
Que si dios me enseña a quererte como tú sabes, no tendré miedo al destino.
No me digas que debes despedirte, si te vas de mi todo lo habré perdido.
Entonces me iré a navegar por distintos mares, buscando el aire vespertino.

V

Más sigo pensando que es una locura, que no puedo soñar con algo mas grande que tu.
Pero creo que he encontrado mi tesoro, que en alta mar estuvo mi barca perdida.
Tu eres de todos mis males la cura, que no necesito un cielo si tengo tu luz.
Que por ti hoy rio y también lloro, que nada se compara contigo mi dulce amor.

© Dulcinea