Verde y azul.

 

En la vera de tu rio estoy sentado
Esperando de nuevo tu recuerdo
Con la crecida del torrente
Salvaje y desbocado
Veo saltar tu agua, verde
Estrellándose en mil pedazos
Reuniéndose poco más abajo
Te acompaña el fluir la luna gamberra
Que juega a lanzar besos
Con destellos iluminados
En ondas egocéntricas
Suena el zumbar de mil insectos
En un silencio impreciso
Te escapas entre mis dedos
Sigues tu curso, hacia el delta
A tal evento engalanado
Si, aquí te aguardo
Como a diario
Batiendo mis olas, sosegado
Para cubrir tu efímero dulzor
Con mi azul, más salado

© Federico Pérez Pérez