Todos los días San Valentín

Es como cuando
la montaña acaricia la piedra
y la catarata absorbe la lluvia
que lo ordinario viste de jubilar
el convencional festejar.

Es como cuando sale el sol
todos los días, así se ama
de rabiar y con todos los
sentidos del corazón.

Porque se ama
so se ama
en el limitar del solemne anunciar
pero se ama en lo espaciar
al pie de la letra rescatar
el simple y silencioso a los demás donar

Tú lo has dicho amor mío porqué
se ama a diario y festejamos todas
las noches, nuestra cama siempre
está llena de amor y sábanas blancas.

Sin embargo se me atengo a festejar
este profano aclamar
es porque a tu fuente
mi sed vengo placar
y de mi piedra
te voy a cautivar
en cada mi respirar.

No necesito días señalados
ni rosas que lo adornen,
ni anillos brillantes, que otros
regalan a sus amantes, yo me
conformo con tu amor valioso.

Porque San Valentín
no es un día excepcional,
pero es simplemente homenajear
que al pie de la letra albergar
del renovado te amar
que nunca devendrá
habitual hacer
pero siempre será
alegre manifestar
de cada nuestro
volver a despertar.

Si eso es amor volver siempre
a despertar cada día abrazado
a ti y menos Valentín que huele
a festín y a cuento de retintín
vamos amarnos todos los…
días sin fin.

© Dueto: Carmiña Carmela & Greg D.