Te encontraré.

Hola.

Sé que aún no sabes como soy,
que vengo de ningún lugar
y que he aparecido sin previo aviso.

Sólo quiero que sepas que me encantas,
desde la primera vez que supe de ti.

Puede que te hayas estancado
en algún lugar de mi mente.

Y después de un largo tiempo
reflexionando…

Quiero que, algún día,
entre nosotros no exista la distancia.

Que te advierto que soy capaz
de hacerte feliz
sin que tú lo puedas ver, pero.

Sé que es completamente imposible.

Soy diferente a los demás.

Yo no juzgo por las apariencias,
yo no soy tan impulsivo
como para ignorarte
en cuanto cometas un mínimo error. No.

Si algún día necesitas una mano amiga,
un hombro sobre el que llorar,
una mirada en la que perderte
durante el tiempo que necesites.

Ahí estaré yo
observándote desde lo lejos,
deseándote lo mejor de esta puta vida,
que seas feliz
y que no escaseen las sonrisas
ni esos momentos que
se hacen hueco en el fondo de tu corazón.

Atentamente; alguien
que aunque no lo sepas,
sea una persona
que te marque para siempre.

Es más, tú ya me marcaste
para el resto de los días
que me quedan aquí…

Te encontraré. ..

© Daniel V. Ruiz