Poesía para un amor ay de mí lejano
de los ojos y de mi corazón que paciente
espera ahora ya de mucho intensamente
la alegría de aflorarlo con la mano

Esperas largas y gemidos suspendidos
en el tiempo que hasta demasiado transcurre
y yo que busco la más alta torre
para vislumbrarte ignorando esos países

Que tanto nos dividen afanando
tu búsqueda largo el horizonte,
esperando en un inmaterial puente
que lleve allí da ti que estás esperando…

Pero quizás llegaré con la poesía
a tender las cuerdas de tu corazón,
a rendir más vivo este amor
usando solo mente y fantasía…

Con mis versos te estaré cercano
en forma inconsistente para quedar
dentro de ti y poder regalar
mi pensamiento por San Valentín…

© Greg. D.