Afloran negros recuerdos
de fratricida… postguerra,
que nacen del manantial
de mi conciencia somera,
tristes recuerdos afloran
en versos de pena negra
tristes recuerdos ahogan
las vidas en nuestra tierra,
cuando luchas fratricidas
por la envidia… puñetera
era comida de hermanos
por nuestra bendita sierra
y hasta una mala mirada
nos dejaba en la cuneta,
porque el odio del vecino
pronunciaba la sentencia
y cual judas traicioneros,
mandaban la noche negra
sobre una pobre familia
para robarle su hacienda.
Hasta por simples rencillas
pretendiendo una mozuela,
los celos de un vencedor
mataban con su gangrena.
En estos pagos campaba
tanta envidia traicionera,
que no matamos a Cristo
por ausente de la escena,
para darnos indulgencia
entre rosario… y novena,
los rencores aplacaron
nacidos en las trincheras,
pero siguieron… los odios
para la desgracia, nuestra.
————–

Persiguiendo los vencidos
fue violenta la borrasca,
que acosaba a los huidos
cómo los perros con sarna.
Con no más de cinco años
en mi memoria temprana
la indecencia persiguiendo
uno que hacia alpargatas.
Armados hasta los dientes
por las calles y terrazas
cuarenta guardias civiles
encañonado sus armas,
buscan al alpargatero
sentenciado por la trama
que en tribunal de fusiles
condenan a la alpargata.
Que triste fue esa niñez
donde fusil sentenciaba
las hazañas que un cerril
con los tiros nos remata,
sembrada de alpargateros
andaban estas españas
y de oscuros… sesinos
del disparo o la estocada
de un imperio cara al sol
de la traición consumada,
donde faltaba… comida
porque la gana sobraba,
en esa paz de los muertos
de nuestra brava Alpujarra,
donde quedaron tumbados
los sentenciados por las balas,
sembrados en las cunetas
donde ni el tiempo repara,
el malfacer…de asesinos
mastuerzos de la “cruzada”.

Autor: José Salas Salas
Barcelona 12-02-16 (Es)
Foto: De Internet.

Dedicado a sus hijos…mis amigos.
— N U N C A M Á S–