Aquellos Besos

aquellos-besos_sanvalentin2017_martes14febrero17_mia-peman

Se los dieron con gracia, sin embargo
desenfrenándose se pudo observar,
cuando se iba muriendo de pavor el interés.

¡Ooohhh señor, qué el clamor se deshizo y no volvió… El Amor, es loco!

Si se pensara más a menudo lo qué hacer con un beso, verdadero
verías a ver la realidad palpable de los siguientes a darse,
no siempre apetece que te lo den y ni tan siquiera que te lo roben.

Especialmente, si son del orden del desdén
sientan a regañadientes,
y no saben ni a gloria ni a cerezas
más bien, parece estás dejando tus sentidos
envueltos en el ardor de un zarpazo, que te acecha
con la insistencia de esa lechuza medio plisada.

Besuqueos aligerados, sin la respuesta aparente
recogense de hombros,
como si fuesen lechugas rebozadas.

 

Silencios y susurros, se dieron el descanso nocturno…
lentos vinieron los más osados, aquellos Besos en la alcoba
engalanada qué a las claras y a las verdaderas
fijaronse una rítmica sin quererlo,
llegaron despacio y jadeantes las vibraciones
dándose cuenta… qué el sentido práctico existe.

¡Ooohhh señor, qué el clamor se deshizo y no volvió… El Amor, es loco!

Largo y tendido el abrazo acalorado llega de improviso,
es el desencuentro avispado
calzándose una pausa desmedida y sin control alguno.

Lentas las palabras salen de la sutileza inusual,
mientras rebuscan saber
encontrar, esa palabra taimada qué se desboque
azulando aquella porcelana asustadiza y amiedada.

Estalagmitas del medievo, estricta la armonía singular
recolección quiso hacer pero, se estrelló en el empeño rufo
quedándose atónito agarrose a un clavo ardiendo.

Una noche de blancos destellos se ensalzaron al unísono,
los besos salieron de paseo y en compañía… no queriendo regresar
a esos sueños de los cuales habían estado hablando tanto tiempo,
la miel entre los labios empezó a recordarles…
cuando las dagas viajaban deprisa.

Queriendo unirles en las distancias del séptimo sentido…
mientras el alma ulula, el clamor se va meciendo
sintiendo cada vez más cerca, los retoques arrebolados
esos que se estrechan y se chocan entre sí,
sintiendo el beso más ardiente y revoltoso… que haya existido.

Asombrados los pálpitos, andan al desenfreno
sin darse cuenta que al final, le media pausa está al llegar
y la noche eterna, cundió…
los besos saltarines, salieron a festejar
cuán sigilosos habían sido, al tratar de no entorpecer
la suave brisa que al pasar los labios sedosos,
fueron conociendo el transcurrir de toda esa aventura sin igual.

Palencia, martes 14 febrero 2017.
Acróstico al revés n04/2M17
©Mía Pemán

9 comentarios en “Aquellos Besos

Cada comentario es un cariño, con tu opinión das impulso al motor que mueve esta nave… ¿No ves tu comentario? ¡Espera estamos valorando si realmente es un cariño. …¡¡¡Gracias por la visita, gracias por el impulso…y sobre todo por el cariño!!!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s