Sólo así…
Sólo así me entrego.
Cuando siento
que en un suspiro
la vida se me escapa…
Cuando mi esquiva mirada
seda al embrujo de tu mirar.
Cuando el horizonte
de mis mañanas seas tú.
Cuanto te busque
entre la gente
sin sentirme ridícula.
Cuando te dedique
un poema cursi de amor…
Cuando disfrute…
de la embriaguez que me provocas…
Cuando no pueda
contener las ansias
de saciar mi sed en tu boca,
como si fueras mi última copa.
Cuando no pueda negarme
a besar tus deliciosos labios…
Sólo así,
sólo así me entrego…
frenética entre tus garras,
brutalmente mansa, apasionada,
deshaciéndose en tus aguas.
Solo así,
sólo así me entrego.
A tus ganas
de tenerme entre tus sábanas…

© Hergue Azul