Imagen relacionada

 

Llega el día de San Valentín, estábamos en la cafetería de siempre, tomándonos lo mismo de cada sábado, siempre las mismas amigas, casi todas felizmente casadas o en parejadas, todas enamoradas, cada una haciendo planes que regalar a su enamorado para ese día tan especial según ellas, un regalo que a él le gustara, un regalo que necesitara, o quizás un aroma nuevo, harían una comida especial o mejor una cena con los platos de comida que fueran fuera de lo diario, porque no algún complemento o guarnición que lo adornara todo, y también de esos que dicen ser afrodisiacos, para que la velada se alargara hasta el amanecer, yo no dudaba que estuvieran enamoradas de sus parejas, pero a mí me parecía todo fuera de mi razón. Todas me miraban como si yo no las estuviera escuchando sus planes, yo las dije: me parece todo muy planeado ósea todo os saldrá a la perfección pero una pregunta ¿no todos los días estáis enamoradas, no todos los días compráis cosas que os hacen falta, no a veces hacéis algo fuera de lo habitual para reíros a carcajadas y ser felices? Entonces ¿Por qué necesitáis que sea el día de los enamorados?
Para mi cada día es especial junto a él, me levanto y le beso, le dijo cuanto te quiero, cada noche es un misterio como acabaremos, revueltos entre sabanas o tirados junto al fuego sintiendo el placer de amar y ser amado. No necesito días especiales marcados en el calendario, porque para mí todos los días son especiales desde que mi amado se cruzo en mi camino, mi destino era amarle con todos mis sentidos, recibirle cada noche entre mis estrellas, despedirle como la luna despide a sus luceros después de llenarse de ellos, al amanecer siento su cuerpo cerca del mío, siento su calor, sus besos a sabor de dicha y ser felices cada segundo de nuestra vida y así hasta el final de todos nuestros días, sin días especiales, porque nuestra vida fue especial desde que nos unimos en cuerpo y alma, para que voy a celebrar San Valentín , si yo vivo enamorada todos los días del año.
Mis amigas que en silencio me escucharon mi lema de días especiales, me dieron la razón, aunque está bien que cada uno celebre los días especiales como mas les guste, tan solo es mi lema y nada más.

©Manoli Martin Ruiz