amdo-mio

Si es que lo sabía, tanto leer cartas de amor de los grandes poetas y lanzarme de atrevida a garabatear, todo en uno. Que se me va la pinza con las letras? irremediable, pero lo que disfruto mientras lo hago, no está en los anales.

Fabular, soñar, imaginar, escribir o intentarlo.

“Amado mío, hoy me he tomado unos minutos para acariciar tu fotografía, he pasado mis dedos alrededor de tu silueta, apenas ha sido un roce.
Ya me sabes, conoces de estos ramalazos míos cuando me lleno de tu ser y se me va metiendo el deseo por los ojos hasta que no existe nada más que tú.
Cosas de la distancia, amor, supongo, o de los años o de esta contagiosa y endémica locura que nos hace hermosamente débiles.
Ves?
Mejor te guardaré de nuevo, amarilleante, eterno, inigualable, entre las hojas estriadas de mi mente, pero ahora,
justo en este instante, elijo emigrar a la ternura, delineando tus formas de papel”

I.S.M. 28 enero de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz